15 nov. 2011

Fuegos Fatuos


 Los fuegos fatuos son bolas luminosas que se han documentado desde la Edad Media e incluso antes. Se suelen dar en cementerios o en pantanos, además de cerca de los círculos del trigo, lo que ha dado lugar a las creencias de que son el resultado de la llama del alma de los espíritus.

Su aspecto es el de una llama pálida que se ven al anochecer y se dice que cuando te acercas a ellos estos se alejan de ti.



Hipótesis:

1. La hipótesis más difundida es la de que se trata de gases acumulados en los pantanos y que al entrar en contacto con el oxígeno empiezan a combustir.

2. Se trata de la hipótesis de que un animal, planta u hongo produce una bioluminiscencia que da como lugar a una identificación errónea.

3. La tercera hipótesis es la del rayo globular, asociado también a la Ufología.

Otros casos:


Bolas de fuego de Naga: Se dan en el río Mekong. Suelen ser del tamaños de un huevo de gallina y son luminosidades provenientes de las profundidades de este mimo río.

Hitodama: según el folclore japonés son las almas de los difuntos que se han dejado asuntos pendientes en este mundo y por eso no pueden pasar al mundo de los difuntos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario