15 dic. 2011

La Culebra Cornuda

Idealización de la culebra cornuda
hecha por mí, Nizcae
La culebra cornuda es una serpiente mítica con aspecto parecido al de una cascabel salvo por el detalle de que en vez de tener cascabel tiene un aguijón. La culebra usaba este aguijón a modo de protección o ataque, en lugar de envestir con la cabeza usaba la cola. El veneno de este aguijón puede matar a una persona e incluso secar un árbol según se dice.

Willy Ley popularizó la leyenda de este críptido, aunque fue Kart Petterson Schmidt un herpetólogo quien la llevó al publicó en un estudio publicado en Natural History:
''Esta especie es una serpiente cuya cola no se adelgaza hacia el extremo en la forma ordinaria, sino que termina en algo parecido a un cuerno de vaca. Se supone que este cuerno recubre un aguijón venenoso, que es el arma principal de esta culebra asombrosa, pues, en lugar de embestir con la cabeza, la culebra cornuda lo hace con la cola''.


Schmidt encontró una carta de 1688 por Jhon Clayton a la Sociedad Real de Londres (Royal Society de Londres) en la que se decía que varias personas la habían visto.

Alexander Hewatt en su libro Registros Históricos de Carolina del Sur y Georgia de 1799 habla de que los nativos cuando son heridos por ella amputan la parte infectada con el veneno.

J. F. D. Smyth, en Viaje por los Estados Unidos de 1784 dice:
''Si logra penetrar su aguijón a través de la corteza de un arbusto joven, alcanzará la savia vital, en pocas horas se hinchará y rasgará la corteza, pereciendo el árbol''.


Este críptido tiene por costumbre morderse la cola y enrollarse en forma de aro para moverse a mallor verlocidad, de ahí su nombre en inglés ''Hoop Snake'' que significa serpiente aro.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario