23 dic. 2011

El bufeo rosado

Realidad

El bufeo rosado, delfín rosador o delfín del Amazonas (Inia geoffrensis) es una especie de cetáceo que vive en el Amazonas, concretamente en Brasil, Colombia y el Orinoco.

Es el delfín de río más grande alcanzando los 2,5m de longitud y los 185kg de peso. Durante varios años se pensó que estuvo extinguido pero se consiguió avistar pequeños grupos que revivieron la esperanza. En 2008 fue puesto en la lista roja de la UICN.
Su nombre se debe al color rosa de los machos que se encuentran en la madurez sexual. Se comunica por medio de la ecolocación. Su dieta se basa en peces, tortugas y crustáceos.



Leyenda


Hay una leyenda que recorre todo el Amazonas pero que ha arraigado sobre todo en la zona norte del Amazonas brasileña. Según los expertos esta leyenda es usada para explicar el embarazo fuera de matrimonio y los hijo deformes. Para los indígenas está prohibido matar o comer este animal por que piensan que en algún momento fueron humanos.

Se dice que durante las fiestas locales este animal se transforma en humano y se gana la confianza del pueblo invitándolos a todos a bebidas hasta que caen borrachos. El delfín no puede beber pues se transformaría de nuevo en delfín. Mientras todo el pueblo está borracho este ser seduce a la única muchacha que no ha querido beber hasta emborracharse.

Este ser visitará a la muchacha cada vez que halla luna llena (única vez en la que puede transformarse en humano). La muchacha quedará hechiza por el ser y no podrá dejar la rivera del río. Si los familiares de la muchacha no se dan cuenta a tiempo y la llevan a un chamán, esta se irá adentrando en el río hasta ahogarse o transformarse en delfín rosado.

Si la muchacha reaparece lo hace embarazada del delfín. El niño puede nacer normal o con un espiráculo en la cabeza.

Relato


Una joven colombiana se enamoró de un joven de tez rosada y cabellos rubios que se encontraba siempre en los alrededores del río. La muchacha pedía que su amante se quitase el sombrero pero el siempre se negaba en rotundo.

El muchacho fue invitado por su amante a una verbena y comenzó a beber, cosa que no le sentó demasiado bien. A la cuarta copa perdió el conocimiento.

La mujer aprovechó esa situación para quitarle el sombrero y cuál fue su sorpresa al ver dos orificios por los cuales respiraba su enamorado.

La muchacha llevó a su amante al río con ayuda de sus amigos. Al sentir las frías aguas el joven se sobresaltó e instintivamente se quitó la ropa y saltó al río.


Los lugareños dijeron a la muchacha que se trataba de un bufeo rosado, que se siente ligado al agua y que se transforma en delfín al tocar el agua y en humano al tocar la tierra si hay luna llena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario